TEMUCO, RENCA Y COYHAIQUE APARECEN EN EL PROGRAMA Chile incluirá la calefacción distrital como tecnología clave en su estrategia nacional de descontaminación del aire

Subsecretario del Medio Ambiente, Cristian Gutiérrez hizo anuncio en Radio Esperanza luego de reunirse con el alcalde para entregarle más detalles.
 
Luego de meses de intenso trabajo y de una prolífica colaboración público-privada, el ministerio del Medio Ambiente anunció esta semana en el foro "Sustainable Energy For All Forum", organizado por Naciones Unidas en Nueva York, que incluirá como tecnología prioritaria la calefacción distrital en su programa para abordar la contaminación del aire que afecta a la zona centro sur de Chile.
"Las ciudades del sur de Chile están luchando para combatir la contaminación del aire causada principalmente por la quema de leña húmeda para calefacción. La energía distrital provee la infraestructura para usar fuentes de energía limpias, locales y diversas para la calefacción, tales como calor residual, geotérmica y bombas de calor, reduciendo las emisiones de contaminantesal aire hasta en un 99% ", dijo el subsecretario de Medio Ambiente, Cristián Gutiérrez”.
Asimismo, la autoridad ambiental señaló que en colaboración con ONU Medio Ambiente y sus socios “hemos iniciado la primera hoja de ruta de energía distrital en Chile. Esta estrategia pondrá en marcha las políticas e inversiones necesarias para demostrar y ampliar esta solución para las ciudades más contaminadas de nuestro país. Asimismo, estamos considerando poder movilizar financiamiento en los próximos años por $ 50 millones de dólares en préstamos blandos e instrumentos financieros para nuestro programa de calefacción sustentable”.
TEMUCO
Una de las primeras ciudades que serán beneficiadas por esta nueva política pública será Temuco. La capital de la región de la Araucanía ha presentado altos índices de material particulado fino, el más dañino para la salud de las personas. En esta ciudad el 94% de esta contaminación atmosférica se atribuye al mal uso de la leña para calentar las viviendas. La evaluación preliminar de ONU Ambiente revela que las emisiones de material particulado y las emisiones de gases de efecto invernadero podrían reducirse en un 99% con la tecnología de calefacción distrital. 
Además, mediante la implementación de un enfoque híbrido de energía distrital utilizando cogeneración de biomasa y bombas de calor, las familias podrían reducir hasta en un 25% sus costos de calefacción y agua caliente. Las lecciones del análisis de Temuco y otras ciudades como Coyhaique en Aysén y Renca en la Región Metropolitana, están configurando la respuesta del Gobierno para cumplir con su ambición de eliminar las emisiones del material particulado producidas por la calefacción residencial. “Las evaluaciones están ayudando a identificar políticas, regulaciones e instrumentos financieros que serán incluidos en la Estrategia Nacional de Calefacción Sustentable”, señaló Gutiérrez.
La Iniciativa cuenta con el apoyodel Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el gobierno de Dinamarca y la inversión privada a través de la Fundación Danfoss. Este financiamiento asegura que la iniciativa de resultados concretos en el corto plazo como ha sucedido en países China, India, Serbia, Bosnia y Herzegovina y Chile.
"Este es el tipo de asociación que uno debe involucrarse desde el principio", dijo el presidente de GEF, Naoko Ishii. Desde 2014, ONU Medio Ambiente está encabezando una asociación única con el sector público y privado para ayudar a las ciudades y los gobiernos a cumplir sus metas climáticas y energéticas. Con la sensibilización, el asesoramiento en materia de políticas y la transferencia de tecnología en torno a la calefacción distrital.
Por su parte, el presidente y CEO de Danfoss, Niels B. Christiansen, señala que "desde el punto de vista del sector privado, trabajar con ONU Medio Ambiente es muy gratificante. Podemos ver que el mercado se desarrolla cada año. Ver el impacto del estado de la técnica de calefacción distrital para mejorar la calidad del aire en varias regiones del mundo”.
Ayudar a las ciudades a cumplir con el objetivo de desarrollo energético sostenible y seguir el Acuerdo de París son los objetivos generales de esta iniciativa cuyo éxito depende de la transferencia de conocimiento dentro de la plataforma público-privada. El sector privado contribuye con su experiencia y conocimientos tecnológicos, mientras que el sector público implementa las mejores prácticas y alcanza sus objetivos en materia de energía y clima.